Presentaciones sin Bostezos

Hace tiempo que quería hacer una especie de lista de comprobación o checklist para mis presentaciones, de forma que no se me olvidara nada la próxima vez que tuviera que dar una charla.

Casualmente coincidí con Paul C. Brown -Director de Linux Magazine- en el X Congreso de Hispalinux y presencié su estupenda charla Cómo no hacer una presentación técnica, que trata del mismo tema.

En estos apuntes hay ideas coincidentes en muchos casos y algunas aportaciones de mi propia cosecha, que espero os sean de utilidad. Si quieres añadir cosa, en el menú de esta página tienes la manera de contactar conmigo.

La ropa

La imagen es importante (dicen una vale ¡más que mil palabras!). No es lo mismo una charla informal a gente joven en un entorno distendido que una ponencia en un congreso de medicina. A menos que seas tan famoso o tan genial que tengas el respeto del público asegurado, mejor vestir correctamente o quizás no te tomen en serio.

La voz

Si nunca has oido tu voz desde fuera de tu cabeza, corre a por una grabadora o usa el ordenador para grabarte y escucharte. Puede que suenes como un pato y tú no lo sepas :-)

Normalmente los tonos altos se entienden mejor, pero cada cual tiene su voz y nunca conviene forzarla. Sí que hay que poner empeño que no sea monótona o terminarás con un coro de marmotas.

Yo suelo llevar caramelos sin azucar o pastillas similares por si tengo la garganta muy seca antes de empezar. Tener agua a mano también ayuda y dicen que la menta -por el contrario- puede resecar la boca.

Los gestos

Hay quien prefiere quedarse sentado y quietecito. Creo que escuchar a un busto hablando como si fuera un telediario de una hora es mucho pedirle al público. A veces el protocolo obliga a permanecer en la mesa, pero si es posible levantarse, es mejor moverse por el escenario. Por lo menos así no se duerme el cámara.

La Presentación

El título

Me gustan los títulos incitantes, aunque sean poco descriptivos. Piensa que es lo que hace que tengas o no público. Si el título no es atrayente tendrás que prometer regalos al final de la charla para que la gente entre :-)

Eso sí, no vale es poner un título que no tenga nada que ver con nuestra presentación solo para que la gente pique. ¡ Tu reputación de fullero correrá por Internet !

El tema

Intenta que haya un hilo conductor, un guión, en lo que estás contando.

Si usas siglas o nombres de productos, aplicaciones, etc, asegúrate de que tu público sabe lo que son.

Hay quien presenta al principio un índice de la presentación. Personalmente creo que elimina el factor suspense, pero no está mal en según que casos.

Adapta el vocabulario a los presentes. Si son técnicos puedes usar jerga. Si no, mejor habla llanamente.

Si el tema es arduo, intenta intercalar bromas o anécdotas para que haya cambios de intensidad.

Texto e Imágenes

Esas presentaciones (la mayoría, por desgracia) que sólo muestran frases, y que además son justo las que pronuncia el ponente, me parecen lo peor que se puede hacer en un estrado. Siempre pienso que para eso mejor me las dan en PDF y me las leo en un minuto.

Prefiero unas fotos o gráficos que complementen mi charla y ser yo quien explique el tema a tratar. Si tengo tiempo, prefiero usar fotos hechas por mí o imágenes de licencia libre antes que las típicas que vienen con el editor de presentaciones.

Eso no quiere decir que no se deba poner ni una letra en la presentación. Simplemente hay que evitar que sea exactamente nuestro discurso lo que estamos mostrando.

Cuidado con la resolución de pantalla y con el tipo de letra que escojamos. Si presentamos con nuestro propio ordenador, entonces no importa, pero si usamos otro, puede que nuestra vistosa presentación no entre en la pantalla o que los tipos de letra no existan y se vea todo fatal.

Lo técnico

Formato

Yo uso OpenOffice y por tanto mis presentaciones está en formato OpenDocument. Si el ordenador para la presentación no tiene OpenOffice, mejor pasar la presentación a PDF o incluso exportarla a una secuencia de imágenes sueltas.

Si puedes, averigua con antelación donde se hará la presentación y con qué medios, y llévalo todo preparado en un formato compatible. Pregunta si llevas tu propio portátil o si no es así, qué sistema operativo tiene, qué aplicación de presentaciones, y qué resolución de pantalla.

Así evitas sorpresas.

El portátil

Uno de los puntos flacos de los que Murphy siempre se aprovecha.

Intenta no llegar a última hora y, si vas a proyectar algo, comprueba que la salida de video funciona y es compatible con la resolución del proyector. Si no te sabes la presentación de memoria necesitarás ver la pantalla al mismo tiempo que se proyecta. En algunos portátiles es complicado tener ambas salidas activas simultáneas, así que has los experimentos pertinentes en casa o en la oficina antes de que sea tarde.

Aunque conozco a algún amante del riesgo que lo hace, yo no me atrevería a hacer una presentación sin enchufarlo.

También suelo usar un ratón de mano, inalámbrico, al que pongo pilas nuevas antes de cada evento. Me sirve para pasar las páginas sin tener que ir a donde está el ordenador. Añade un factor de riesgo, pero me da movilidad. Aun así procuro probarlo antes de empezar, para saber hasta donde me puedo mover (unos cinco metros alrededor del portátil).

Ajustes del sistema

Si llevas tu ordenador hay un par de cosas que es mejor revisar antes de empezar:

  • Fondo de escritorio: igual no quieres que todos vean esa foto tan graciosa que te hiciste en la última despedida de soltero.
  • Iconos: son el espejo del alma. Si tienes algún programa inconveniente, mejor que lo escondas. Puedes tener una carpeta en el propio escritorio y meter ahí todo lo que nadie deba ver, como documentos ultrasecretos y cosas así :-)
  • Caché: quizás tengas que mostrar un navegador web para algún ejemplo. Si es así, asegúrate de borrar el histórico de URLS, no sea que al escribir las primeras letras de tu página, el autocompletar muestre algo… raro.
  • Salvapantallas: he visto a un público de 400 personas seguir con la vista a un muñequito por la pantalla en lugar de hacer caso al ponente. Así que desactiva el salvapantallas o por lo menos que simplemente oscurezca la pantalla. Y sube el tiempo a 15 minutos o más, para no tener que pulsar una tecla cada minuto.
  • Mensajería instantánea: si tu gaim, messenger o lo que sea arranca solo, ten la precaución de desactivarlo, no sea que algún amiguete te escriba justo en medio de la charla.

Con temas y público muy determinados, se pueden aprovechar algunas funcionalidades de los nuevos escritorios, como la posibilidad de tener dos o más escritorios o los efectos 3D.

Por ejemplo, puedes tener tu charla en uno de ellos y la aplicación o la web de la que hablas en el otro. Conmutando de uno a otro puedes intercalar ejemplos y añadir dinamismo al discurso. Y si usas un escritorio 3D, ¡ el cambio hará que la gente despierte !

Trucos diversos

  • En alguna charla muy larga he llegado a intercalar algún truco de magia. No soy un buen mago, así que fue algo sencillo y de efecto seguro. ¡ El público aguantó cinco horas seguidas sin pestañear !
  • Para motivar a que la gente se quede y haga preguntas se pueden prometer premios (merchandising) a los que más participen.
  • Si eres de los que se ponen muy nerviosos, procura no tomar café ni refrescos con cafeina durante unas horas antes. Una tila o unas pastillas de valeriana ayudan. Evita el alcohol, que puede crear dependencia y además elimina las inhibiciones y quizás cuetes cosas que no debieras.

Enlaces

Discusión

caña-mon (pasaba por aquí), 2008/03/13 16:28

Todo eso está muy bien. Pero añade en tu lista “APARGAR EL MÓVIL”. Salu2

Alfonso E.M., 2008/06/16 09:24

Cierto. Si hay un presentador, suelo sacar mi movil y quitarle el sonido de forma evidente -para dar ejemplo- durante la introducción inicial.

Alguna vez me sonado el móvil mientras daba una charla. He sacado el teléfono del bolsillo, he cortado la llamada, pero haciendo como que contestaba he dicho: Bill, te he dicho que no pienso dejar esto del software libre, no insistas. En otra ocasión hice como que era mi madre.

Aunque en ambos casos era un proveedor, tuve que improvisar y aprovechar la llamada para hacer un pequeño chiste :-)

ATTA, 2008/03/14 11:58

genial! pero yo añadiria: evita el sindrome Fernando Fernan Gomez: “yo he venido a hablar de mi libro!”

no hay nada que caiga peor que ver como los ponentes desfilan y se largan uno a uno despues de soltar lo suyo. cuando tengas una presentacion no seas racano y reservate la agenda para TODA la presentacion, no solo tu parte.

un saludo

cayetano, 2008/04/29 16:19

No fue Fernando Fernán Gómez, sino Francisco Umbral el que dijo lo de “he venido a hablar de mi libro”, Fernando lo que dijo fue lo de “¡a la mierda!”

Un vandaluz, 2008/09/14 20:40

Je, je, je, me ha encantado.

De hecho este año estoy coordinando un curso con diez profesores, a los que les haré llegar esta URL :)

Para relajar la tensión inicial y romper el hielo, yo suelo comenzar con el clásico de presentarme y posteriormente que se presenten uno a uno los asistentes y comenten por encima los conocimeintos o experiencias relativas al tema de la exposición. Obviamente esto sólo sirve para charlas con público reducido, y relativamente informal o cercano.

Enter your comment. Wiki syntax is allowed:
115 -5 = ?
 
 
hacer_una_presentacion_y_que_nadie_bostece.txt · Última modificación: 2010/11/02 17:55 por alfem
[unknown button type]
 
Excepto donde se indique lo contrario, el contenido de esta wiki se autoriza bajo la siguiente licencia: CC Attribution-Noncommercial-Share Alike 3.0 Unported
Recent changes RSS feed Donate Powered by PHP Valid XHTML 1.0 Valid CSS Driven by DokuWiki